PSOE de Cuenca

13 Congreso Provincial
Síguenos

El PSOE recrimina a Prieto que despida a una trabajadora para "colocar" a un cargo del PP

González Mena denuncia la "maniobra sectaria" por la que una concejal del PP y miembro de su Ejecutiva Provincial, que preside Benjamín Prieto, va a reingresar en Diputación a un puesto que supone el despido de la trabajadora que actualmente lo ocupa, lo que además va a acarrear a la institución provincial un coste de más de 20.000 euros.
14-5-2017

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Cuenca, Joaquín González Mena, ha alertado de que el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, ha hecho una “maniobra sectaria” por la que despide a una trabajadora para “colocar” a un cargo del PP. Se trata de una concejal del PP de Las Majadas y miembro de la Ejecutiva de su partido en Cuenca, que dejó voluntariamente su puesto en la Diputación en 2008, “lo que supone una extinción laboral”, quedando sin reserva de puesto de trabajo.

 

Y es que la trabajadora ya había abandonado el puesto de trabajo el día que solicitó la excedencia, tal y como se expone en el Decreto publicado en febrero de 2008, pues ya había sido contratada “con carácter temporal en el Ayuntamiento de Cuenca” -entonces gobernado por el PP- “por lo que cabría considerar que nos encontramos ante una dimisión del trabajador”, quedando “sin reserva de puesto de trabajo”.

 

Este cargo del PP ya intentó reincorporarse en 2012 y la petición le fue denegada alegando que no había ningún puesto disponible. El mes pasado lo volvió a solicitar y “esta vez Benjamín Prieto ha aceptado su solicitud, pese a que sigue sin haber ningún puesto porque para que ella se reincorpore va a despedir a una trabajadora que lleva años ocupándolo”. Parece ser que “tras conseguir Prieto un trabajo recientemente a otro concejal de Las Majadas, Javier López Salmerón, ahora tocaba hacer lo mismo con su compañera”.

 

Y para ello “se ha aprovechado” la extinción del Consorcio ‘Cuenca 112’, por la que los trabajadores pasan a pertenecer a la Diputación. Eso sí, esta “maniobra” supone un coste, “ya de entrada”, de más de 20.000 euros para las arcas provinciales, “o lo que es lo mismo, para los bolsillos de todos los conquenses”. “Si lo tuviese que pagar el señor Prieto, no tomaría esta decisión nepótica”, ha dicho González Mena.

 

La cuestión es que, según se desprende de los Decretos de Diputación, tras pedir este cargo del PP su baja voluntaria a primeros de 2008 quiso regresar a finales de 2012, pero se rechazó su petición.

 

Entre las razones que se expusieron desde la Diputación Provincial destaca que en aquel momento el puesto que en su día había ocupado en su condición de personal laboral estaba ocupado. Pero es más, añadían que tal puesto estaba reservado a funcionarios y, al no ostentar ella dicha condición, no podría haberlo ocupado aun cuando hubiera estado vacante.

 

Pese a que con ello queda ya claro que no podía reincorporarse por no ostentar condición de funcionaria, en el Decreto se incide en más razones para justificar que no se puede aceptar el reingreso si el puesto está ocupado. Así, se subraya que el derecho preferente al reingreso de un trabajador como ella “es un derecho potencial o expectante, condicionado a la existencia de vacante en la empresa, y no un derecho incondicional”.

 

Se apunta también en dicho Decreto que no hay justificación “para conservar para él un puesto de trabajo, a costa de la estabilidad en el empleo del trabajador que lo sustituya o del propio interés de la empresa”. Y finalmente se indica que “desde el punto de vista del trabajador”, el derecho de éste a reingresar “sólo puede ejercerse de manera inmediata cuando el mismo puesto u otro similar o equivalente se encuentra disponible en la empresa”.

 

Pese a todo ello, “ahora que este cargo del PP ha vuelto a solicitar su vuelta a Diputación se le ha dado el visto bueno, a costa del despido de una trabajadora”. Apunta González Mena que “ya Prieto se ha olvidado de todas las razones que incidían en que el puesto debía estar disponible, obviamente por tratarse de quien es”.

 

Se demuestra una vez más, dice el portavoz de la Diputación, que “Prieto utiliza la institución provincial como si fuera de su propiedad, fomentando el clientelismo a golpe de subvenciones y de puestos de trabajo”.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

Aceptar
Sígueme en